Show Room de Cristalería de Bohemia, a pasos de Chacras

Desde hace un tiempo, muy cerquita de Chacras, en un maravilloso lugar rodeado de parques y jardines donde antiguamente estaba el casco de la Bodega Trapiche, se hacen los Show Room con todos los productos de Cristalería de Bohemia. Una preciosa colección de decanters, copas, copones, vasos y novedoso productos con diseños únicos se exhiben previo contacto personalizado.

La especialista es Maymará Brugnoli, quien cuenta con toda la línea  de las marcas Bohemia Crystal y Bohemia Glass de Crystalex CZ. “Hoy en día, ambas marcas son sinónimo de productos de excelencia y altísima calidad. Contamos con un amplio catálogo de productos: Copas de las líneas Lara, Natali, Rebecca; copas para vino,  copas para espumantes, vasos  de las líneas Barline y Sandra; decanters y jarras entre otros”, comenta Maymará.

¿Te interesa participar de un show room de Cristalería de Bohemia?  Contactate al 261-5579518 o escribí a maymarabrugnoli@hotmail.com / maymarabrugnoli24@gmail.com

 

“Cuando haces una inversión en una cristalería, una de las mayores preocupaciones es la calidad del cristal”. Precisamente, uno de los más famosos en cuanto a este sentido es el cristal de Bohemia, denominación de origen de la República Checa.  Se fabrica artesanalmente por las manos de los maestros vidrieros desde hace más de siete siglos. El fantástico diseño de copas y decanters, como de los diversos formatos de vasos lo hace un equipo de reconocidos artistas con la colaboración de diseñadores de renombre.

Su singularidad reside en la máxima transparencia del vidrio, imitando el cristal de roca y, especialmente, en el tallado perfecto de sus piezas. Hay aspectos clave que lo distinguen.

¿Cómo reconocemos el cristal de Bohemia?

Su composición: El cristal de Bohemia, según la ley, debe contener como mínimo un 24% de óxido de plomo (PbO), lo que aumenta el índice de refracción de la materia prima.

Cristal soplado: Las piezas están sopladas a boca por los maestros artesanos y tallados a mano. Cada artesano puede tardar una jornada completa hasta que finaliza una copa.

Incoloro: El cristal de Bohemia no tiene tendencia a ningún color, es puro. Esto quiere decir que el color es neutro y translucido, sin matices amarillos, azules o grises.

Sin impurezas: Las copas fabricadas con este cristal no contienen impurezas en los dos tercios superiores del cáliz.

Sonoridad: Al contrario de lo que se ha transmitido por la creencia popular, la sonoridad no es uno de los rasgos que identifican la calidad del cristal. El que ‘suene’ más o menos dependerá de la cantidad de masa y la forma en la que esté soplada la copa en cuestión.

 

Post by Chacras

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *