Trekking en Potrerillos por las vías del tren

Un circuito inesperado para disfrutar del paisaje de Potrerillos desde una perspectiva que jamás vemos. El trayecto del ferrocarril trasandino entre dos puentes de hierro, separados por 20 km, es perfecto para disfrutar de un trekking de cinco horas.

Dejamos un auto en el primer puente, el que utilizan para cruzar los propietarios de casas del lado Este del dique de Potrerillos. Desde este punto partimos en otros vehículos hacia el segundo puente, pasando la peligrosa Curva de Guido.

Por este segundo puente de hierro cruzamos hacia la margen Este del río Mendoza y empezamos a bajar por las vías del tren que mantienen siempre un desnivel parejo. Es impactante estar del otro lado, ver la ruta enfrente con su interminable paso de camiones hacia Chile. Abajo el agua turquesa del río zigzaguea con el mismo ritmo que las vías y la ruta. Apenas iniciamos el trayecto nos metemos en el primer túnel del tren que tiene ventanas hacia el precipicio.

Las vías están impecables, como si el trasandino pasara todavía. En una extensa planicie encontramos la estación Guido y construcciones abandonadas del “Plan Quinquenal”. En la antigua estación hay una mesa hecha con los vestigios de un cartel de lata y banquitos improvisados. Compartimos algo caliente para seguir viaje.

Adelante, un pequeño puente desplomado interrumpe el paso. Hay que desviarse y rodear el badén. De nuevo sobre las vías vemos las señales ferroviarias tiradas al costado y huellas de bicicletas que acaban de pasar. El trayecto también es atractivo para hacerlo en MTB.

Hay que pasar tres o cuatro túneles más, excavados en las piedras, y en algunos tramos el camino se vuelve tan angosto que apenas pasan las vías.

El paisaje es cambiante y precioso en cada punto. El viento sopla y nos imaginamos un viaje en tren como el que hicieron nuestros abuelos.

Después de cinco horas caminando a buen ritmo vemos la estructura de hierro del primer puente donde dejamos el primer auto. Llegamos y nos queda la curiosidad de remontar las vías en forma inversa para ver lo que no vimos. Será para la próxima.

 

 

Post by Valeria Mendez

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *