casita robada cerrutti

Casita robada libro que cuenta la historia de la “Casa grande de Chacras»

(Publicación actualizada)Tema «Libros»

Casita robada cuenta la historia de la “Casa grande de Chacras"

«Casita robada», de María Josefina Cerutti (Autora)

María Josefina Cerutti nació y creció en Chacras de Coria, Mendoza. Es licenciada en Sociología por la Universidad del Salvador, Buenos Aires, y por la Universitá di Trento, Italia. En sus dos tesis estudió la presencia de los italianos en el desarrollo de la industria vitivinícola de Mendoza de fines del siglo XIX. La Ffondazione Agnelli (Turín) premió su tesis italiana en 1994. Escribió Ni ebrias ni dormidas, las mujeres en la ruta del vino (2012).*

*Texto tomado de solapa de la edición publicada por Sudamericana (2016).

Casita robada, todos los trapos al sol.

Cuando Victorio Cerutti tenía 75 años, fue secuestrado, torturado y obligado a entregar su casa, su viñedo y su vida.

Coco, el padre de Marijó, no quería creer que su padre, el complicado Tano, había desaparecido en un rincón del Río de la Plata.

Su abuela Josefina tuvo que declarar en la primera audiencia de la causa de la ESMA. Muchas personas tuvieron que huir y exiliarse.

Cuarenta años después de la dictadura militar que se llevó por delante a dos miembros de la familia Ceruti, destruyó todo el país y acabó con generaciones, la Casita robada es un torrente de realidad y memoria.

«Empecé a escribir Casita robada hace 40 años. El día que mi madre Cuqui se divorció de mi padre y nos trajo a vivir a Buenos Aires.

Cuando salimos de Casa Grande. Almacené los recuerdos en mi cuerpo. Guardé cartas y documentos en casa.

Casita robada  cuenta la historia de la “Casa grande de Chacras"
La Casa Grande de los Cerrutti

Recordé y recreé el amor que habíamos alimentado. Estoy agradecida por haber atravesado ese paisaje.

Agradezco a mis primos mayores que me hayan enseñado a soportar el dolor de las piedritas en los pies.

Tuvimos amor y abrazos. Nadie puede quitarme un pesebre viviente, una excursión a la granja de Victorio o mi tinta. Ni mis cartas.

Hemos perdido nuestro patrimonio, y lo que hemos heredado es un mundo que nos sostiene».

Casita robada, cuenta la historia de la “Casa grande de Chacras"
familia cerrutti
Familia Cerrutti – Chacras de Coria, Mendoza

Resumen del tema

El secuestro, la desaparición y el robo millonario que el almirante Massera cometió contra la familia Cerutti.

Historia íntima del mayor robo de la dictadura a los Cerutti, la familia de viñateros que Massera despojó de todos sus bienes, después de secuestrar al patriarca y un yerno, tor-turarlos y desaparecerlos.

La madrugada del 12 de enero de 1977 un grupo de paramilitares irrumpió durante la madrugada en la casa que Victorio Cerutti, abuelo de la autora, había heredado de su padre, el italiano Manuel Cerutti.

La Casa Grande, como le decían en familia a la propiedad, no sólo era la Casa sino también incluía las casas de los jornaleros y contratistas como la finca de casi treinta hectáreas de viñedos y frutales.

Esa misma madrugada otro grupo de paramilitares también asaltó la casa, siempre dentro de la finca de Victorio Cerutti, donde Malou, hija de Victorio, vivía con su marido Omar Masera Pincolini y sus tres hijos.

A Omar también lo secuestraron. Ninguno de los dos, ni Omar ni Victorio volvieron a casa. Los dos integran la lista de los 30 mil desaparecidos de la dictadura.

A los tres meses del secuestro, la finca apareció con otros dueños que siguieron con el proyecto que había empezado Victorio con su sociedad Cerro Largo SA de hacer un barrio cerrado.

A las calles que Victorio pensaba poner el nombre de Italia, Manuel Cerutti, etc. les pusieron los nombres de Honor, Caridad, Amor, etc.

El barrio se llamó Will-Ri, que reproducía las primeras sílabas de los nombres de Federico Williams por Francis William Whamond, torturador de la Escuela de Mécanica de la Armada y de Jorge Radice, también militar torturador de la ESMA.


Deja una respuesta